Clown Hospitalario


Clown Hospitalario y pedagógico “El desparpajo”

< Regresar

No hay bien más deseado en la humanidad que el de la felicidad, es por eso que hemos tomado como uno de nuestros principales símbolos la nariz roja. Esta nariz potencia la capacidad del ser humano para mostrarse a si mismo sin ninguna prohibición como es; su alegría, su tristeza, su preocupación y sus anhelos pueden ser sentidos con mayor intensidad, cuando este es acompañado por un Clown.
Desde que usamos la nariz roja hemos podido sentir bebes, niños, niñas, jóvenes, adultos y adultos mayores, llorar, reír, gritar de éxtasis, preocuparse, vislumbrar y sincerarse con su propio ser y el de los demás, el payaso es una poderosa herramienta para enseñar, compartir y debatir, desde un escenario recreativo, pedagógico y terapéutico desde la risa y la fortaleza en los hospitales y la comunidad en general.